On the sofa with… Ignacio Jiménez, Coordinador Unidad de Conocimiento e Inteligencia de Mercados Internacionales, Gestor de Programas y Coordinador SUBCONTEX España.

Advanced Manufacturing Madrid – Ignacio, cuéntanos cómo se enmarca la actividad de Subcontex dentro de la Cámara de Comercio de España y cómo es tu día a día en tu cargo.

Ignacio Jiménez – SUBCONTEX es el servicio especializado de las Cámaras de Comercio en apoyo de las empresas del sector de la Subcontratación Industrial, empresas cuya característica principal es la capacidad de fabricar el producto o solución industrial intermedia que la empresa industrial necesita en su proceso de fabricación.  Su valor diferencial es la capacidad de ofrecer su tecnología, know how y experiencia para fabricar a medida aquel producto intermedio que la empresa industrial necesita para su proyecto de fabricación.

Somos la organización que representa al sector en España y Organismo Colaborador de ICEX España Exportación e Inversiones para la internacionalización de las empresas del sector. Trabajamos conjuntamente ambas organizaciones para promover su consolidación en los mercados internacionales.

Mi trabajo diario se centra en trabajar conjuntamente con las Cámaras de Comercio que forman parte de SUBCONTEX en el desarrollo de las actuaciones que ofrecemos a las empresas de subcontratación industrial para apoyar su presencia en los mercados internacionales (captación de oportunidades de fabricación internacionales, organización de encuentros con compradores, participación en ferias internacionales y gestión del directorio de empresas españolas de subcontratación industrial).

Asimismo, trabajo en el desarrollo de los Programas de asesoramiento individualizado a empresas que en Cámara de Comercio de España hemos diseñado con apoyo de FEDER (Xpande, Xpande Digital e Int-eComm), a través de los cuales los técnicos de las Cámaras de Comercio, con el apoyo de nuestra unidad de Conocimiento, asesoran a las empresas para el diseño de planes de internacionalización, planes de marketing digital internacional y planes de e-Commerce internacional.

AMM – ¿En qué favorece a una empresa del sector ser parte de una Bolsa de Subcontratación Industrial como es Subcontex?

I. Jiménez – Para las empresas de subcontratación industrial es más complicado acceder a nuevos clientes y participar en nuevos proyectos de fabricación. Se trata de empresas que no tienen producto propio, sino la capacidad de fabricar aquel producto industrial intermedio que la empresa cliente necesita. Por ello su promoción internacional difiere de los canales que siguen habitualmente las empresas con producto propio (importador, distribuidor …). En el caso del sector en el que trabajamos el canal es directo. Por ello, SUBCONTEX tiene como objetivo ayudar a las empresas a que consigan contactos con compradores industriales que estén buscando proveedores y a promocionarse internacionalmente. Nuestro valor diferencial respecto a otras asociaciones es que tenemos mucha experiencia en los mercados internacionales, tenemos contactos con compradores industriales internacionales y nos involucramos en la capación de oportunidades de fabricación para las empresas que se asocian al servicio.

Organizamos anualmente tres encuentros con compradores industriales, con metodología propia, que se han convertido en citas imprescindibles para las empresas de subcontratación industrial, ya que a partir de ellos algunas empresas entran a formar parte como proveedores en proyectos de fabricación. Y cada año participamos en cerca de 20 ferias industriales internacionales, promocionando las empresas del sector y generando contactos con compradores.

Finalmente, les ayudamos a promocionarse de forma online a través del directorio de empresas españolas de subcontratación industrial con capacidad de ofrecer sus servicios en los mercados internacionales que ofrece información de las empresas y sus capacidades en castellano, inglés y francés.

AMM – Si hablamos de competitividad internacional, ¿cuáles son las fortalezas y debilidades de la industria del metal nacional?

I. Jiménez – Las empresas más competitivas son aquellas con presencia internacional. Nosotros decimos siempre que la competitividad favorece la internacionalización, pero, a su vez, la internacionalización favorece la competitividad. Operar en mercados internacionales favorece que la empresa mejore, ya que compite en un entorno internacional con más y mejores empresas.

Centrándome en las empresas de subcontratación industrial, como fortalezas destacaría las siguientes:

  • Ser empresas claves en la cadena de fabricación industrial y en la mejora de la competitividad del producto industrial.
  • Sector tecnológicamente avanzado. Elevado nivel de inversión en tecnología, que les permiten ser capaces de desarrollar la solución que la empresa industrial necesita.
  • Experiencia de trabajo en entornos internacionales (con empresas multinacionales, con otras empresas que participan en proyectos internacionales …).
  • Altos niveles de certificaciones y homologaciones.
  • Aportación de mejoras en los proyectos de fabricación de las empresas clientes.
  • Gestión integral del proceso de sus soluciones de fabricación.
  • Alta especialización en las tecnologías sobre las que se basan sus soluciones de fabricación a medida.
  • Alto índice de I+D+i para ofrecer a sus clientes la solución tecnológica más competitiva.
  • Alto nivel de flexibilidad y adaptación a las necesidades de los clientes.
  • Elevado grado de especialización y conocimiento en soluciones tecnológicas de fabricación a medida.
  • Experiencia y especialización en sectores industriales altamente tecnológicos y competitivos (automoción, aeroespacial, aeronáutico, defensa, ferrocarril, telecomunicaciones, tecnologías médicas, maquinaria …).

 

Como puntos débiles de esta industria destacaría los siguientes:

  • Menor tamaño de las empresas respecto a otros países de nuestro entorno.
  • Dificultad de entrar como proveedor ante nuevos clientes.
  • Dificultad de encontrar nuevos proyectos de fabricación en los que participar.
  • Mercados internacionales limitados geográficamente por la necesidad de la proximidad. Para mercados lejanos es necesario la implantación productiva.
  • Posición en la cadena de valor de la producción: imprescindibles pero débiles frente a empresas más grandes y con mayor poder negociador.

 

AMM – ¿Cómo ha afectado la pandemia a la internacionalización de las empresas españolas del sector industrial?

I. Jiménez – La pandemia provocó una caída de las economías y del comercio internacional. En 2020 el comercio internacional se paró. Los pedidos empezaron a caer en enero de 2020, tal como se refleja en el siguiente gráfico en el que se ve la evolución del índice mundial de gestores de compra (naranja) e índice de nuevos pedidos de exportación (azul) elaborados por la empresa IHS-Markit. Estos índices anticipan la evolución del comercio internacional. En el último trimestre de 2020 empezaron a aumentar los pedidos lo que pronosticaba un crecimiento del comercio internacional en 2021.

En este sentido, las empresas industriales han tenido que aguantar durante el tiempo que ha durado esta situación, con la incertidumbre de no saber cuánto iba a durar. Ha ayudado mucho la política de ERTES impulsada por el Gobierno de España, que ha permitido que la empresa afrontara esta situación de una manera menos traumática.

Otro hecho que se ha constatado con la situación vivida por la pandemia es la excesiva dependencia que todos los países han tenido de la producción industrial asiática. Esto ha llevado a que se hayan replanteado políticas de apoyo a la industria europea, para fabricar en los países europeos productos considerados claves y estratégicos.

Incluso algunas empresas se han planteado estrategias de “reshoring” para algunas de sus actividades, es decir, volver a traer aquí la producción de productos que tenían externalizados en otros países.

Por último, comentar que algunos sectores industriales no se han visto tan perjudicados por la pandemia. Son aquellos vinculados a los sectores considerados prioritarios, como fueron el médico, agroalimentario, agrícola o telecomunicaciones.

AMM – La sostenibilidad cada vez cobra más relevancia en todos los ámbitos, ¿qué soluciones se están implementando para hacer más verde el sector industrial?

I. Jiménez – La mejora de la sostenibilidad del planeta se viene persiguiendo a nivel internacional desde hace muchos años. Primero con los Objetivos de Desarrollo del Milenio y posteriormente con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, impulsados por Naciones Unidas en 2015.

El Ministerio de Industria del Gobierno de España presentó en 2019 las “Directrices Generales de la Nueva Política Industrial Española 2030”, señalando que la política industrial del futuro debía regirse por una mejora de la productividad y la competitividad, el incremento del peso de la industria en el PIB nacional, la sostenibilidad y descarbonización de la economía, la digitalización y la internacionalización.

Vino la pandemia y, tras ella, la Unión Europea lanzó el Plan de Recuperación para Europa con los Fondos Next Generation, que tiene como objetivo liderar el camino hacia la salida de la crisis y sentar las bases para una Europa moderna y más sostenible.

A mediados de 2021 se aprobó el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia impulsado por el Gobierno de España. Su objetivo es acelerar la recuperación económica y social tras la crisis del COVID-19 y lograr incrementar la capacidad de crecimiento a medio y largo plazo. En él se recoge el Componente 12: Política Industrial España 2030, con diferentes objetivos, entre los que destaca la sostenibilidad.

En este sentido, la sostenibilidad es un concepto indiscutible en la Unión Europea y el Gobierno español está impulsando políticas de apoyo y las empresas españolas, por su parte, vienen tomando medidas tendentes a mejorar la sostenibilidad en sus actuaciones. Están llevando a cabo, cada una a su nivel, una transformación bajo los estándares de la industria 4.0: procesos de gestión sostenibles bajo estándares de calidad como la ISO 14.001 u otras normas, digitalización, monitorización y control uso energético, incorporación de tecnologías más eficientes, impulso a la ecoeficiencia, minimización de vertidos y emisiones, mejora de la huella de carbono, mejora de la gestión de residuos, movilidad sostenible, automatización y gestión sostenible de la cadena de suministros, entre otras.

La pena es que la implicación de los Gobiernos sobre la sostenibilidad no sea igual en todos los países industrializados del mundo.

AMM – Para terminar, según tu amplia experiencia en el sector, ¿cuáles son los principales retos para el sector en los próximos años y previsiones de mercado en 2022?

I. Jiménez – Para mi, el principal reto es volver a alcanzar los niveles de actividad previos a la pandemia. Los indicadores nos están mostrando que vamos por el buen camino. La actividad económica se está relanzado y el comercio internacional está alcanzando niveles altos. Sin embargo, actuamos en un entorno global y lo que ocurre en las distintas Regiones del mundo tienen unas implicaciones muy directas con la actividad empresarial. La invasión de Rusia a Ucrania que estamos viviendo en estos momentos va a tener consecuencias aún imprevisibles, que afectarán a la actividad de las empresas.

Otros retos van a ser la mejora tecnológica de las empresas y sus productos, así como la gestión de los aprovisionamientos, el precio de las materias primas y los costes logísticos, todo ellos aspectos claves de la competitividad de las empresas. Todo con el objetivo de ser lo más competitivo posible en un entorno totalmente globalizado.

Suscríbete a nuestra newsletter

Un día en Lasertek

https://youtu.be/3Wov9iN-GBc Hace unas semanas el equipo de MetalMadrid, Composites y Robomática Madrid tuvo la oportunidad de visitar la fábrica de Lasertek, uno de los sponsors

Read More »

Síguenos en nuestras redes sociales