Behind the innovations: MESbook

AMM – ¿Cuál fue la motivación para empezar a desarrollar MESbook?

Diego Saez, Socio Director de MESbook 

MESbook es una idea que nace de frikis de las fábricas, dos ingenieros industriales con mucha trayectoria de picar piedra a píe de fábrica, siempre trabajando con herramientas estándar, que poco facilitaban el trabajo. Nos dimos cuenta de que lo más importante no era, ni es, la tecnología, sino los procesos. Es decir, conocer las claves en la gestión de las fábricas para habilitar una tecnología que dé soporte a las personas, convirtiéndose en el Director de Operaciones Digital.

Así que decidimos diseñar la solución tecnológica con la que nos habría gustado contar cuando gestionábamos fábricas. MESbook: un sistema de gestión en tiempo real que interconecta a todos los actores que intervienen en el proceso de producción. Gracias a este sistema MES/MOM se genera información objetiva que se utiliza en la toma de decisiones a distintos niveles.

Adicionalmente a todo lo anterior, con este sistema conseguimos reducir costes, controlar la calidad del producto, detectar motivos de pérdida de productividad y canalizar la mejora, planificar/secuenciar la producción, gestionar almacenes…, entre otras muchas ventajas, liberando a las personas para concentrarse en las acciones de más valor añadido.

Creo que, en el sector de la Industria 4.0, a veces se intenta construir la casa por el tejado. Cuando lo más básico y fundamental es el cambio de cultura. Y esto se consigue mostrando a los usuarios que hay resultados, que hay casos de éxito, que hay un cambio que tiene un impacto en su Cuenta de Pérdidas y Ganancias.

La clave está en que MESbook aúna know-how industrial y tecnología, acompañando además en la explotación de la herramienta hasta la consecución de resultados y durante toda la vida. El modelo de negocio, SaaS –  cuota mensual sin inversión inicial, es el ideal para esta relación Cliente-Proveedor para la ejecución de un Proyecto, que es algo muy importante a tener en cuenta: hay que construirlo, no es factible pensar que cualquier producto tecnológico nos aplica, al contrario, sólo aplica aquél software bien implantado, en caso contrario, no habrá resultados y sí mucha frustración.

Con este modelo de negocio conseguimos dos cosas: PAY BACK inferior a un año en todos los casos y que la tecnología sea accesible para la mayoría, incluyendo pymes. En su día nuestro lema fue “democratizar la tecnología” y que no solo pudiesen disponer de ellas las grandes corporaciones, y a día de hoy lo sigue siendo.

AMM – ¿Nos puedes contar cómo fue el proceso de desarrollo del producto? ¿Alguna anécdota o piedra que se interpuso en el camino?

MESbook – Solemos decir que en un proyecto empresarial el 1 % es inspiración y el 99 % restante ‘sudoración’, la idea no representa nada, es algo de lo que no eres consciente hasta que te embarcas en una aventura como ésta, parece que “el primer día ya te vas a forrar”, pero luego la realidad es muy tozuda.

El problema en la transformación digital no es la tecnología que hoy en día es bastante accesible en cantidad, calidad y coste, el problema es cultural. La transformación cultural de las compañías es el verdadero reto. Nosotros hemos desarrollado un producto, pero también un método que trata y gestiona la resistencia al cambio. Y la combinación de tecnología, know-how de las fábricas y método es lo que nos está dando resultado.

“Sangramos en cada proyecto”, las cosas cuestan mucho, siempre mucho más de lo que nos gustaría o teníamos previsto, sobre todo cuando creas algo nuevo. Es muy importante ser consciente de que el éxito es compartido, del Equipo de Proyecto, que está formado a partes iguales por personal del cliente y del proveedor, cuyos esfuerzos deben ir orientados a cambiar “El Legado”, que es todo aquello presente en la empresa antes de la implantación de una herramienta digital: personas, máquinas, sistemas y procesos de gestión, y por encima de todo, la cultura de empresa.

Por supuesto, una planificación de proyecto detallada, órganos de decisión del Equipo y rutinas de seguimiento son fundamentales: desarrollo conceptual, programación, implantación, validación en entorno real tras implantación, toma de decisiones “quick wins” e ir avanzando hasta la Gestión Digital de Operaciones.

AMM – ¿Cuál es la tecnología que hay detrás de esta innovación?

MESbook – La plataforma está desarrollada fundamentalmente en lenguaje C#, aunque tenemos pequeñas partes que, por su objetivo, están hechas en Python y R.

El sistema sigue un patrón de desarrollo MVC en su parte de interfaz, y metodología DDD (Domain Driven Design) en la estructura de gestión de datos y servicios que soportará la funcionalidad.

A nivel de programación, destacar que nuestra tecnología específica más desarrolla es la programación reactiva bajo un patrón de supervisión de actores con Akka.Net. Esta tecnología está enfocada fuertemente a la programación eventual, y nos acerca al Event Sourcing, que es un objetivo del producto a medio plazo.

Incorpora mensajería interna y cachés de objetos en tiempo real, así como NoSQL para dar soporte a todos los datos que han de generar históricos y son inmutables en el tiempo, utilizando para ello CouchBase, en parte como una TimeSeries.

AMM – ¿Cuáles son las principales ventajas que ofrece este producto innovador? ¿Qué necesidades cubre y cómo puede mejorar la vida de las empresas?

MESbook – Para MESbook, una empresa con márgenes bajos y decrecientes, poco recorrido para subir precios y un contexto de altísima competencia y globalización, maximizar el aprovechamiento de los recursos es una obligación. Hay que tomar en serio la eficiencia en la gestión, no basta con que salga el producto por la puerta, tiene que hacerlo maximizando en aprovechamiento de recursos y minimizando el desperdicio.

Los expertos dicen que solo el 1% de toda la actividad que se genera en una fábrica es reconocida por los clientes como “valor” y las empresas se empeñan en mejorar ese 1%. En MESbook tenemos claro que el foco tiene que ponerse en el otro 99% que son las operaciones que no general valor, primero intentando reducirlas y finalmente eliminando aquellas que sea posible.

El objetivo es Fabricar MÁS (mejorando la productividad), MEJOR (maximizar la fiabilidad del Sistema de Calidad, minimizando reclamaciones/no conformidades y mayor trazabilidad) y MÁS BARATO (reducción de costes directos e indirectos, control de inversiones…), y para ello hay que disponer de información objetiva para la toma de decisiones, y hacerlo de la manera más automática posible, para evitar errores u olvidos humanos que son una de las principales causas de desviaciones.

La tecnología es condición necesaria, pero insuficiente, como ya hemos comentado, se requiere gestionar El Legado de las Industria 3.0 (o en algunos casos 2.0 y hasta 1.0), con especialistas en cada uno de sus 5 componentes: Personas, Máquinas, Sistemas, Procesos de Gestión y Cultura de Empresa, en caso contrario el proyecto se encalla en alguno de ellos y fracasa.

De todos, las personas son el recurso más complejo de gestionar y la solución para ello no es tecnológica, aunque necesita de la tecnología para facilitar la transición hacia la eficiencia. Empezando por transparencia del proyecto que se va a iniciar, hacerles partícipes desde el principio para que se sientan involucrados y, por supuesto, pasar de las palabras a los hechos, es decir, resultados. Hacerlo así permitirá convencer sobre la importancia de gestionar sobre datos fiables, y evolucionar el nivel de Gestión Digital, incorporando funcionalidades y análisis de mayor complejidad cada vez, desde el Controlling de Costes en tiempo real hasta la “piedra filosofal de la Industria 4.0”: los predictivos, pasando por Secuenciación de la Producción, LEAN 4.0, ya que los proyectos de mejora son la única vía para conseguir ahorros estables en el tiempo en toda la cadena de valor para competir con los países menos desarrollados. “Hay que aprovechar los fondos europeos para implantar herramientas útiles y salir reforzados y mucho más competitivos, pero hay que hacerlo”.

Dentro de unos años, los que no hayan dado este paso hoy, estarán fuera del mercado porque no podrán competir en igualdad de condiciones, y nosotros queremos y podemos acompañarles en este viaje.

AMM – ¿A qué industrias está dirigida principalmente la innovación?

MESbook – La plataforma digital de MESbook va dirigida a empresas que han alcanzado un grado de complejidad por Mix de producto, variabilidad, exigencias normativas o de los clientes o necesidad de asegurar lo que sacan al mercado que requiere de mucho esfuerzo y personal cualificado para hacerlo manualmente o de la manera tradicional.

No solo a empresas de alta rotación como habitualmente se piensa, sino también empresas de alto valor añadido y bajo volumen, últimamente estamos ayudando mucho a empresas de sectores como el aeronáutico a aeroespacial.

Empresas donde la salud de las personas depende de la calidad del producto como alimentación, químico, cosmético o farmacéutico.

En definitiva, a sectores donde el nivel de exigencia es elevado y comprometido a través de certificaciones como la ISO 9100, IATF 16.949, NADCAP, EBR o IFS para los que, la gestión en papel o tradicional supone un elevado coste en RRHH capacitados.

AMM – ¿Cuáles son los principales obstáculos con los que se encuentra una empresa que quiere desarrollar un producto innovador?

MESbook – Lo primero que hay que distinguir es qué tipo de empresa está desarrollando un producto innovador.
No es lo mismo que lo haga una gran empresa o una startup, y la diferencia es lo que llamamos las tres erres: Recursos, Recursos y Recursos.

Recursos para equivocarse o para corregir cuando te has equivocado, recursos previos para desarrollar, recursos para contratar ingenieros de implantación, recursos para Marketing y Ventas, recursos para contratar personal de gestión y mandos intermedios, recursos para formarles, recursos para viajar, recursos para financiar todo lo anterior, recursos, recursos y más recursos.

Y es que todo empieza por una idea genial, como comentábamos al inicio de la entrevista, y después de este momento de gran inspiración que siempre va acompañado por la siguiente frase: “lo vamos a petar”. Pero el camino no es nada fácil y el esfuerzo para intentarlo es ingente, empezando por el Product Market Fit, como encaja esa idea en el mercado, porque de esa idea maravillosa a alcanzar algo real hay mucho trabajo por medio, muchas entrevistas, muchos proyectos fallidos, muchas lecciones aprendidas y todo esto es una merma de recursos, de los pocos que disponemos.
Una mala gestión o infravaloración de este trabajo hace que estés desencaminado desde el principio, y prácticamente condenando a muerte el proyecto, porque estás yendo al mercado con algo que tú crees que es lo que necesita pero que no has validado.

La historia no acaba aquí, supongamos que has encontrado el producto y, como por definición de innovador, está sujeto también a una evolución en el mercado que Gartner representa muy bien en su famosa Curva: se inicia con un éxito comercial derivado de la novedad, pero que tiene una de falta de profundidad en el valor añadido y exceso de titulares “marketinianos”, que luego, a la hora de la ejecución, no cumple las expectativas y lleva a la frustración tanto de los usuarios como de los proveedores.
Esta falsa sensación de éxito tiene otra consecuencia, que inviertes, que apuestas más, que te genera una sensación de seguridad y de ausencia de riesgo porque has dado con la clave, pero está alejado de la realidad porque luego ese éxito tiene una caída muy pronunciada, y una peregrinación por lo que se denomina el “valle del desierto” que, es el efecto contrario al que se ha producido al principio, y que puede acabar con la empresa o con el producto si se es una startup.

Adicionalmente, están todos los demás parámetros de gestión: financieros, comerciales, de recursos humanos, de ejecución, de desarrollo de producto, de mantenimiento… Todas esas piezas tienen que funcionar, o lo que tendremos es insatisfacción del cliente, problemas con el posicionamiento en el mercado… o implicaciones internas como, por ejemplo, no financiar bien y quedarte sin tesorería. Muchos factores que en el caso de una startup hacen casi un arte el poder llevar al éxito una idea innovadora y, además, que explican la alta mortandad de las empresas de este tipo, más del 90- 95% mueren antes de los cinco años

 

DIEGO SAEZ DE EGUÍLAZ CÁMARA

Socio Director de MESbook

www.mesbook.com

https://www.linkedin.com/company/5336673/admin/feed/posts/

https://twitter.com/MESbook_

https://www.youtube.com/@Mesbook40

Suscríbete a nuestra newsletter

Proyecto OPEN SMC 4.0

Proyecto OPEN SMC 4.O El conformado SMC (Sheet Molding Compound) es el proceso de referencia en cuanto a tecnologías de transformación que utilizan materiales compuestos.

Read More »

Síguenos en nuestras redes sociales

Compartir este artículo